Panorama económico: Proyectan una inflación del 50% para este año

Así lo explicó el Licenciado en Economía, Eduardo González Olguín, al referirse a los resultados que pueden generar algunas de las últimas políticas económicas del actual gobierno de Mauricio Macri. Entre ellas, la apertura de la economía y la quita de presiones por parte de la administración en el aumento de precios. Sobre esto, González Olguín, expresó que se “está corroborando que la inflación en Argentina es estructural” y es el resultado de tener “una economía altamente concentrada”. Explicó que la concentración se produce porque estos grupos económicos tienen diversificada la producción, son oligopólicos y, por lo tanto, tienen un gran peso a la hora de fijar precios. A su vez, continuó, el gobierno anterior presionaba para que no se dispararan los precios, mientras que ahora “se encontraron con un gobierno afín”. Por eso, aprovechando que el gobierno anterior estaba “en retirada”, en los dos últimos meses del año 2015, las empresas y los grupos económicos produjeron una suba del 15% en los precios, en el mes de enero de un 3,5% – el porcentaje más alto en los últimos años- por lo que los guarismos indican y proyectan una inflación del 50% anual.

Los incrementos se encuentran, principalmente, en los productos de la canasta básica. Sin embargo, afirmó el economista, no existen argumentos válidos para esta escalada de precios, es decir, el tan mencionado “sinceramiento”, sino más bien se trata de un deseo voraz de estos grupos económicos de incrementar espectacularmente sus ganancias: “Es el poder oligopólico que tienen estos grupos económicos para colocar el precio que más le conviene”, señaló. Indicó que esto incluso obstaculiza el accionar estratégico del gobierno nacional que se encuentra negociando salarios.

Por lo tanto, explicó que si se acepta en paritarias un aumento en dos tramos del 13%, “va a haber una clara pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores, y un aumento, no una recomposición, en la tasa de ganancias de los grupos económicos a costa de ellos”.

Discurso y visión económica

Al consultarle sobre las políticas económicas liberales aplicadas por el actual gobierno nacional en las que se le pide a los trabajadores que elijan trabajo sobre el salario, indicó que se trata de visiones, ya que el discurso oficial sostiene que “los culpables de la inflación son los trabajadores y no los empresarios, pero si se mira la causación histórica, son los grupos económicos los que comienzan aumentando los precios y luego los trabajadores pidiendo recomposición salarial”.

En este sentido, señaló que el gobierno Kirchnerista fue “ingenuo” al pedirle patriotismo a los empresarios, ya que los empresarios, extranjeros o locales, primero son empresarios y eso les impidió profundizar medidas en la distribución de la riquezas. Agregó que la visión de la gestión anterior era salarios y precios; pero ahora “entramos a otro gobierno, que le parece que la fortaleza de la moneda y la no inflación son el bien supremo y que no importa que haya desocupación y bajas de salario”.

Blindaje Mediático

Al mismo tiempo, el economista reflexionó sobre el acompañamiento ideológico que realizan los grandes medios a las medidas económicas y recordó a los últimos gobiernos liberales argentinos: El de la última dictadura militar, con Martínez de Hoz a cargo de la cartera económica y el de Carlos Menem, con Domingo Cavallo en el mismo cargo y expresó: “No soy optimista, me parece que con matices vamos a revivir las dos experiencias neoliberales que hemos tenido”. Por otro lado, al consultarle sobre la supuesta “campaña del miedo” lanzada por los opositores a Cambiemos antes de las elecciones, y al que se sigue apelando ante la escalada de los precios y otras medidas desfavorables para el común de la clase trabajadora, el economista reflexionó sobre la complejidad de la realidad en la que las personas están inmersas, por lo que son los medios los que construyen realidad social, y es a través de sus discursos que logran que ciertas políticas obtengan el acompañamiento ideológico necesario para ser llevadas a cabo y recordó: “Hay muchísimos estudios de la época menemista que muestran cómo el desocupado se sentía culpable, un inútil que no podía conseguir trabajo”. Recalcó a su vez la importancia de que la población comprenda la realidad que estas políticas imponen y la de generar mecanismos de resistencia. Remarcó que para los gobiernos liberales argentinos la desocupación es necesaria, porque de esa manera se “domestica” al trabajador, negociando, como ya lo mencionó Adolfo Prat Gay “sueldos por trabajo” evitando que se dispare la inflación, pero a costa del poder adquisitivo de los salarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s